No hay nada que pueda detener la migración.

No hay nada que pueda detener la migración.

No hay nada que pueda detener la migración.

Cuatro días después, el viernes 24 de abril, Alejandro Solalinde fue invitado al panel “Hacia una ley integral de protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas en Guanajuato” en la Universidad Iberoamericana de León, allí además de calificar como cobarde al agresor intelectual de la periodista silaoense Karla Silva “que tuvo que contratar a alguien” para hacerlo por él, comentó sobre su labor más sobresaliente: la protección a migrantes provenientes de los países del sur.
Solalinde llegó a suelo guanajuatense con la vivencia del Viacrucis Migrante muy reciente en su memoria y describió en varias ocasiones la valentía del grupo de gente que lo acompañaba para seguir adelante a pesar de la violencia que el propio estado mexicano ejerció contra ellos cuando intentaron salir de Oaxaca rumbo a la Ciudad de México. Dijo también que las autoridades han buscado eliminarlo para intimidar a otros defensores pero dijo, “yo seguiré luchando por los derechos humanos hasta después de que me muera”. Comentó que en la actualidad hay diez rutas más que usan los migrantes en su paso por México además de las dos grandes cauces por Tenosique y por Tapachula, lo que da un total de 12, razón por la cual hoy los vemos en lugares donde anteriormente no llegaban, como Acámbaro en Guanajuato; dijo además que la política migratoria y la violencia en nuestro país están provocando que los desplazados se queden, “México hoy ya es lugar de destino”.

Review Summary

Details about this item
Calificacion
4out of 5

4

Good
4 out of 5